17 Feb

Estrip art

 

Consejos para aficionados en el día de San Valentín[1]

por Antonieta Oliver-Rotger

Cuando mires hacia el campo, no veas problemas, ve oportunidades. No pienses en las calles estrechas, en el grosor del césped, en la inclinación del terreno, en si es blando o duro. En el circuito puedes esperar cualquier cosa. Ante un hoyo difícil, o un puñado de ellos, no te vengas abajo. Lo peor es ponerse a la defensiva.

Cuando llegues a la valla, no veas problemas, ve oportunidades. No pienses en los agujeros estrechos, en el grosor del alambre, en la altura de la valla, en si te verán o no los agentes. Una vez en la valla puedes esperar cualquier cosa. Ante la malla anti-trepa, no te vengas abajo. Lo peor es ponerse a la defensiva.

Los aficionados fallan porque en lugar de ser agresivos optan por asegurar. Están pensando en evitar el doble bogey antes incluso de pinchar el tee en el suelo. La mayoría intenta guiar la bola en el swing y acaba por dar un golpe corto, que es precisamente lo que querían evitar. Si no vas a pegar un drive decente, por lo menos intenta que la bola acabe cerca de la bandera.  Mi consejo es que cojas el driver, pienses en el mejor drive de tu vida y la hagas volar.

Los aficionados fallan porque en lugar de ser agresivos optan por asegurar. Están pensando en no caerse antes incluso de poner los tornillos y los garfios en los agujeros. La mayoría intenta encajarlos todos y acaba por perder el equilibrio, que es precisamente lo que querían evitar. Si no vas a poder enganchar todos los palos, por lo menos mantente en pie hasta llegar arriba. Mi consejo es que te calces las zapatillas, agarres los garfios, pienses en la mejor escalada de tu vida y estés listo para saltar.

[1]  Inspirat en el documental Tarajal i en un relat de Luis Humberto Crosthwaite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *