19 Feb

Desde la caja de libros XXXII

por @librosfera

In the Library

for Octavio

There’s a book called

“A Dictionary of Angels.”

No one has opened it in fifty years,

I know, because when I did,

The covers creaked, the pages

Crumbled. There I discovered

The angels were once as plentiful

As species of flies.

The sky at dusk

Used to be thick with them.

You had to wave both arms

Just to keep them away.

Now the sun is shining

Through the tall windows.

The library is a quiet place.

Angels and gods huddled

In dark unopened books.

The great secret lies

On some shelf Miss Jones

Passes every day on her rounds.

She’s very tall, so she keeps

Her head tipped as if listening.

The books are whispering.

I hear nothing, but she does.

[Charles Simic, via Library of Congress]

 

***

 

En la biblioteca

para Octavio

Hay un libro que se llama

“Diccionario de los ángeles”.

Hace cincuenta años que no lo abre nadie.

Lo sé porque, cuando lo hice,

las cubiertas crujieron y las páginas

se deshicieron. Me enseñaron

que los ángeles fueron abundantes

como especies de moscas.

Cuando se hacía de noche, el cielo

se llenaba de ángeles.

Había que agitar los brazos

a cada rato, para espantarlos.

Ahora brilla el sol

tras las altas ventanas.

La biblioteca está siempre en silencio.

Los dioses y los ángeles se apiñan

en oscuros volúmenes no abiertos

nunca por nadie. El gran secreto

yace en algún estante ante el que pasa

cada día Miss Jones, que hace su ronda.

Es muy alta, y mantiene

la cabeza inclinada, igual que si escuchara.

Son los libros: susurran.

Yo no, pero ella escucha.

[Traducción de Aurelio Asiain]

 

Gracias, @delsasstre.

 

 

 

 

 

 

One thought on “Desde la caja de libros XXXII

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *