21 Abr

Estrip art

 

A la francesa,  per Belén Gállego

Vives encajonado con los de tu misma clase, en una vida triste pero cómoda. No aspiras a más, aún tienes presente el camino recorrido; no fue nada fácil y sientes que ahora mereces disfrutar de tu posición, sin buscar nuevos retos ni complicaciones, sin mirar a los que quedaron atrás ni a los que siguieron  adelante.

Pero una vez más, la vida te arrolla de forma inesperada. Una figura imponente irrumpe en tu casa, sin tiempo a reaccionar te desnuda a golpes y machaca sin piedad tu cuerpo maltrecho, hasta que quedas irreconocible. Te deja respirar unos segundos y a continuación te abrasa la piel hasta inmovilizarte.

Cuando aún no te has recuperado de semejante varapalo, escuchas una voz lejana: mamá yo también quiero tortilla y todo cobra sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *