05 Jun

Postcapitalismo, hacia un nuevo futuro, Paul Mason

por Dioni Porta

Son tiempos que no invitan demasiado a reseñar un libro cuyo título incluya uno de esos neologismos de última generación en los que se aplica el prefijo post a cualquier cosa, nuevos conceptos que se sitúan a medio camino entre la advertencia sobre una mutación radical de nuestra realidad y la pamplina. Posverdad, postamor, posporno, posracismo, posdemocracia e incluso el reciente minuto de gloria de la poscensura, pretenden dar cuenta de la ruptura tecnológica y psicológica del presente con su pasado inmediato, del mismo modo que suelen esconder picarescas ventajistas que se sirven del ingenio y la espectacularidad de la etiqueta post para llevarnos a un marco mental inflamado que nos invite a reconocer un elemento visionario en determinadas teorías o actos.

Y esa sospecha sobrevuela también a Postcapitalismo (Paidós) de Paul Mason (traducción de Albino Santos Mosquera): ¿estamos ante un análisis clarividente de las posibilidades reales de que el capitalismo sea substituido por otro sistema económico o el autor trata de encandilarnos hablando de postcapitalismo para definir un cierto reformismo que matice los excesos neoliberales en los que nos encontramos presos? Antes de responder a eso, conviene recordar la célebre frase de los mil autores, “nos resulta más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”, que es toda una invitación intelectual a exprimir los límites de nuestra imaginación, pero también toda una tentación para la iluminación oportunista.

La tesis del libro de Paul Mason, redactor jefe de economía de la BBC y articulista en The Guardian, es que el mundo se encuentra al borde del colapso porque el capitalismo se encuentra al borde del colapso. En opinión de Mason la prueba de que la transición del modelo económico actual a un nuevo paradigma es tan necesaria como inevitable puede observarse en el hecho de que sea una conclusión en la que convergen tanto el análisis histórico como la lógica aplicada a la revolución infotecnológica: el capitalismo se hunde porque no puede coexistir con el saber compartido. Pasado y futuro están de acuerdo: debemos abolir el mercado, pues la economía emergente lo hace basándose en la información, cuya tendencia natural es la creación de productos de coste cero y la debilitación de los derechos de propiedad, razón por la cual el capitalismo y el mercado no pueden ser la respuesta que permita el despegue eficiente de ese nueva realidad. Lo que estaríamos presenciando es, según Mason, cómo los Gobiernos y los poderes mundiales obstaculizan la llegada de esa economía postcapitalista, en la cual la información fluiría sin bloqueos, ni monopolios, ni beneficios millonarios privados.

En la primera parte del libro, Paul Mason se sirve de la teoría de los ciclos largos de Nikolai Kondratiev para evidenciar que la deriva neoliberal imperante durante los últimos cuarenta años no ha hecho sino ocultar los claros indicios de la decadencia del modelo. La teoría de Kondratiev de las ondas largas basadas en la evolución tecnológica, sugiere la existencia de una dinámica de fondo en el modelo capitalista que se iría repitiendo cada cincuenta años y que respondería a la siguiente secuencia: expansión, estancamiento y recesión. El ciclo expansivo (que acostumbra a estar precedido de un periodo bélico) es fruto de la concentración de capitales que permite afrontar de un modo eficiente la revolución tecnológica emergente, fase primaveral que puede alargarse más de una década antes de desembocar en una disminución de la productividad y una dinámica inflacionaria en la que el capital intentará rebajar salarios para mantener las cuotas de ganancia, lo cual generará un enfrentamiento social, estancamiento y por fin la recesión. Bajo esta estructura cíclica podrían localizarse los siguientes períodos históricos: primera revolución industrial (1790–1849), era de las máquinas de vapor y el ferrocarril (1850–1896) y edad del acero y la electricidad (1897-1939), iniciándose en 1939 un nuevo ciclo que Kondratiev ya no pudo estudiar porque murió en 1938. La teoría de Paul Mason es que este último ciclo que empezó en 1939 y que inicia su fase expansiva a partir de los Acuerdos de Bretton Woods de 1944, se diferenció de los anteriores en el hecho de que los trabajadores aceptaron la rebaja salarial (en la que ilusoriamente mantuvieron su poder adquisitivo por la vía del endeudamiento), lo cual impidió que el ciclo tuviera la evolución característica que hubiera precedido a la siguiente onda larga. Así, la era de la información no acaba de despegar, porque el capital busca su rendimiento en la financiarización de la economía mundial y no en su aplicación productiva a las nuevas tecnologías.

Posteriormente, y en el que, en mi opinión, es el bloque más interesante del libro, Paul Mason aborda la guerra secreta que se estaría librando entre los dos modelos económicos y políticos que se postulan para liderar nuestro futuro: la pugna entre la red y las jerarquías. La revuelta total puede aplicarse a todas las reivindicaciones planetarias que intenten trascender el status quoactual, desde las luchas sociales o ecológicas a las territoriales, procesos de independencia o emancipación económica o política incluidos, pues todas ellas estarían marcadas por la apropiación y ocultación de información por parte de unas elites. Pero lo que estamos viviendo es que la propia idiosincrasia de la abundancia informacional supondrá que ésta trascienda al mercado y cuando eso ocurra –sino es que ya ha ocurrido- el sistema capitalista morirá y entonces solo quedará ese 1% defendiendo sus privilegios. Código abierto, software libre, trabajo colaborativo, etcétera, pero el mejor ejemplo para explicar ese nuevo paradigma que profetiza Paul Mason es Wikipedia, porque en ese proyecto se visualizan todas las virtudes del nuevo modelo cooperativo y compartido, en el que miles de personas trabajan voluntariamente al servicio de una herramienta global en defensa y creencia de la información universal y gratuita.

Pero, más allá de su concepción lingüística -lo que sucede al capitalismo-, ¿qué es exactamente elpostcapitalismo? Quizás en este punto el libro de Paul Mason adolezca de un poco más de concreción, pues la propuesta “Proyecto cero” que desarrolla al final de su ensayo se asemeja más a un inventario de las fragilidades y horrores a los que nos empuja la formulación presente del capitalismo, así como soluciones y respuestas críticas a ello, que a la exposición de un nuevo modelo. Sostenibilidad ecológica, estabilización del sistema financiero por la vía de la socialización, expansión del trabajo colaborativo, supresión o socialización de los monopolios, represión del mercado, renta básica, son algunos de los principios que deberían protagonizar esta transición “hacia un nuevo futuro”. Esto podría decepcionar a quienes busquen en este libro una propuesta postcapitalista más definida, pero también podemos ser algo más generosos y comprender lo difícil que es visualizar esa solución. Lo que nos devuelve a la frase de los mil autores, “nos resulta más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”, sin olvidar que el hecho de que nos cueste tanto imaginarlo no significa que no pueda ocurrir.

2 thoughts on “Postcapitalismo, hacia un nuevo futuro, Paul Mason

  1. Excelente resumen de la obra de Mason. Aquí mi pequeña aportación: cuando la leí pensé que tenía más de ensayo sobre la historia económica reciente que de propuesta sobre formas post-capitalistas, pero como apunta Porta (Dionisio), la dificultad se encuentra en el desafío que nos resume la frase de los mil autores.

  2. Coincidim, Lluís! Per sort hi ha molta gent convençuda de que una societat de la informació eficient no és compatible amb el capitalisme tal i com el coneixem i que caurà pel seu propi pes, però com costa imaginar-s’ho!
    abraçada!
    Dioni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *