12 Ene

1986 Kiss, Prince

por Javier Avilés

 

El periodista llama al timbre y le abre la puerta el hijo del personaje. Se saludan. Mi padre está ocupado. Suena atronadoramente desde el despacho cerrado Kiss. No creo que tenga ganas de recibirte hoy. El bajo retumba en las paredes. You don’t have to be rich to be my girl. La puerta vibra contra el marco. You don’t have to be cool to rule my world. A veces tiene uno de esos días. Un día de tiempo extra. Fresas con nata para desayunar y esas cosas. ¿Entonces? Dice el periodista señalando con la cabeza la puerta. No puede pasar. Kiss. Está bailando. Se oye un estrépito de cosas cayendo al suelo, cristales rotos, objetos quebrándose, un cuerpo desmoronándose sobre, la aguja rayando el disco amplificado por los altavoces y silencio. Joder, joder. Muchacho, la voz retruena a través de la puerta cerrada. Risas y ruidos de desplazamientos e incorporaciones, ¡Joder, muchacho! La puerta se abre. Ya no queda nada para beber. Ah, hola chaval. Se ríe. Pasad hijos míos. Vamos a beber algo y a bailar un rato. No, yo no… ya volveré otro día, dice el periodista. Pasa, chaval, no me jodas. No tienes que ser cool para pertenecer a mi mundo y no temas, no voy a besarte. Tampoco voy a untarte de nata. Leer más

15 Dic

1985 Walls Come Tumbling Down!, The Style Council

por Javier Avilés

A ver, chaval, ¿no te has percatado todavía de que la lucha de clases es una realidad? No forma parte de la mitología. ES REAL. ES NUESTRA REALIDAD. La lucha de clases ha muerto, te dirán, era una entelequia del comunismo que ya no tiene sentido, te dirán. Pero tienes que analizar no lo que te dicen, sino quién te lo dice y después por qué te lo dicen. Puedes pasarte el resto de tus días sentado en tu sillón mirando tu televisor, como si estuviéramos en un vídeo en pausa, esclavo de tu smartphone, siguiendo como un burro tu contrato laboral de mierda que han colgado ante tus narices como una zanahoria podrida, puedes seguir confiando en quienes detentan la autoridad. Leer más

08 Dic

1984, How Soon is Now?, The Smiths

por Javier Avilés

<>

Lo que las cosas son. Lo que las cosas parecen. Una falsa alegría. Una demoledora visión pesimista y lúgubre adornada con preciosas melodías. La vida es una porqueriza. Y tu eres hijo y heredero de nada de particular. Tu grabadora es una nada de particular. Cierra la boca. ¿Cómo puedes decir que me lo tomo a la tremenda? Soy humano y necesito ser amado, como todo el mundo. Mira, ya he esperado demasiado y he perdido toda esperanza. Jajajajajaja. Heredero de una vergüenza criminalmente vulgar o vulgarmente criminal. Jajajajaja. ¿Qué piensas, chaval? ¿Sabes de qué te estoy hablando? ¿Sabes lo que es llegar solo y estar solo y volver solo a casa y llorar hasta desear la muerte? Leer más

01 Dic

1983 “Burning Down the House”, Talking Heads

por Javier Avilés

De las notas del periodista:

El personaje parece vivir en ocasiones en una realidad particular desgajada de la nuestra. Cree que en la década de los ochenta, tras la muerte de Lennon, se impone como una cortina de humo una realidad impostada en la que los sucesos que conocemos ocultan otra verdad. El personaje escribe en la libreta que le robé: Leer más

17 Nov

1981, Too Drunk to Fuck, Dead Kennedys

por Javier Avilés

Abrázame, Superman, juez, padre, madre, con tus brazos, tus armas, químicos, tus brazos, tus armas, militares, tus brazos, tus armas, electrónicos… ¿dónde estamos? Ya. El año en el que el KKK raptó a mi chica. Estoy demasiado borracho para cualquier cosa. Me derrito como una barra de helado en el asfalto de la autopista junto a un camión volcado con las ruedas pinchadas por los disparos de mi pistola. Era divertido. Era penosamente divertido. Como pegar tiros a las ratas en el basurero. Eso es rock and roll. Beber dieciséis cervezas y bailar toda la noche después del concierto en un tugurio infecto, hasta caer rendido al suelo entre cubos de basura, demasiado borracho para ser algo más que un desecho. Leer más

10 Nov

Bonus track 2 Imagine, John Lennon

por Javier Avilés

(Porque Edda lo pidió)

Imagina que una fría tarde de diciembre sales a la calle a dar un paseo. Es fácil si lo intentas. Imagina a un hombre que lleva horas exhalando su congelado aliento sobre la bufanda que cubre su rostro, esperando entre el hielo. No es difícil hacerlo. El hombre lleva la ignominia helada en torno a él, como un aura negativa; en un bolsillo de su abrigo el peso liviano de una novela manoseada, en el otro el metálico peso de la muerte. Quizás se sienta identificado con la frase que ha subrayado varias veces: “La verdad es que odiaba a muerte a casi todo el mundo”. Leer más

03 Nov

1980 It’s No Game, David Bowie

 

por Javier Avilés

Ser insultado por estos fascistas es tan, tan, degradante, tan humillante. Y no es un juego. No lo es. Veamos, ¿de qué hablábamos? Ah, sí. No hay futuro. El rock es una gran estafa en la que el músico baila como un pollo cuando se introduce una moneda que otro recogerá. Morir joven. El óxido nunca duerme. Un bonito cadáver, aunque Young se equivocó de cadáver. Blue and black. Guitarras desgarradas y balada. Dos versiones de la misma canción. Pero llega Bowie y le da varias vueltas de tuerca más. Invierte el orden, black and blue, quizás apelando a la esperanza.  Luego incluye tres versiones del rescate y reescritura de una canción de juventud. Guitarras desgarradas, balada, recitado japonés. Shiruetto ya kage ga kakumei o miteiru. Mo tengoku no giyu no kaidan wa nai. Leer más

27 Oct

1979 Hey Hey, My My (Into the Black), Neil Young

por Javier Avilés

<>

por Javier Avilés

Aquí tenemos un par de problemas.

Elvis había muerto hacía poco. Y Curtis. Y Sid Vicious. El rey ha muerto, dice Young, y luego pregunta “¿Es esta la historia de Johnny Rotten?”. Bueno, ahí está la cuestión. ¿Rotten murió?, quizás, pero la persona que lo interpretaba no. John Lydon debe seguir por ahí tocando los cojones. ¿Confundió Young a Vicious con Rotten? ¿O se trata de una clave que se nos escapa? Así pues, nos enfrentamos a un dilema a la hora de interpretar la canción de Young. Y recordemos que es muy importante el hecho de que incluyese dos versiones, una como una balada, otra con guitarras desgarradoras, de la misma canción, aunque no es la misma canción. My My, Hey Hey (Out Of The Blue) y Hey Hey, My My (Into the Black).

MMHH Rock and roll is here to stay. It’s better to burn out than to fade away.

HHMM Rock and roll can never die. It’s better to burn out ‘cause rust never sleeps.

Leer más

20 Oct

1978, She’s lost control, Joy Division

por Javier Avilés

Quería contarte una cosa pero lo he olvidado completamente. Trataba sobre el futuro, sobre la ausencia de futuro. Y de cómo solo aquellos con una lucidez tormentosa son capaces de comprender que no vale la pena seguir adelante. El amor los desgarrará, pueden tener el espíritu necesario pero han perdido el sentimiento, se avergüenzan de ser cómo son, aislados, sintiendo que son extraños, que todos lo somos, y que eso genera violencia, almas muertas que no pueden recordar y a las que no les importa nada.

Escuchó la voz que le decía cuándo y dónde actuar, pero perdió el control.

Leer más